Fondo

Once claves sobre la situación de las carreras en España

Por 9 abril, 2020 abril 10th, 2020 No hay comentarios

Con la competición parada en casi todo el mundo y las autoridades de los países de la “primera división” del turf trabajando para reanudar su actividad cuanto antes, cada cual según sus circunstancias y a su manera, ¿qué perspectivas tenemos en España? Dada la especial afectación en nuestro país de la crisis sanitaria global producida por el COVID-19, como ocurre en Italia, aquí es más difícil establecer un horizonte temporal para pensar en la reanudación de las carreras, y lo cierto es que aunque es palpable el aumento de la inquietud en el sector, por desgracia no hay una fecha que pueda elevarse a definitiva. Las sociedades organizadoras creen que es sensato pensar en el domingo 31 de mayo como una posibilidad factible. A partir de ahí, ofrecemos once claves que hay que tener en cuenta.

Resacón (Medicean), uno de los muchos caballos que tenemos ganas de volver a ver.
Foto: Rafael Lorente

1. Jornadas. Quedan 63 días de carreras con apuestas LAE por celebrarse según el contrato firmado para este año, y la aspiración de los hipódromos (y por supuesto el deseo y hasta la necesidad de profesionales y propietarios) es hacer lo posible por ofrecerlas todas. Después de ese día 31 de mayo y hasta el final del año quedarán 30 semanas. De este modo, para dar esas 63 jornadas tendrían que celebrarse dos cada semana, e incluso tendría que haber dos semanas con tres jornadas cada una.

2. Calendario. Como máxima prioridad, y a la mayor brevedad posible, la Asociación de Hipódromos tendrá que pactar un nuevo reparto de las jornadas y consensuar un nuevo calendario que ofrecer a LAE, y por supuesto deberá contar con el visto bueno de este organismo para llevarlo a cabo. Necesariamente tendrá que confeccionarlo desde una situación hipotética, fijando un inicio eventual de la actividad (por ejemplo ese 31 de mayo). Si luego no se puede comenzar en la fecha prevista, habrá que corregirlo todo.

3. Condiciones para arrancar. Para que tengamos carreras lo primero que tiene que pasar es que el Gobierno de España dé permiso para que se reanuden las actividades de este tipo, y para cada hipódromo ha de dar el visto bueno el gobierno autonómico correspondiente. Es lógico pensar que, además, será necesario que LAE esté de nuevo activa, con sus puntos de venta abiertos para comercializar la Loto Turf y la Quíntuple Plus, ya que los ingresos que obtienen los hipódromos desde LAE van a ser en este caso absolutamente necesarios. Casi los únicos.

4. A puerta cerrada. Todas las personas consultadas coinciden en que habrá que volver a la competición a puerta cerrada y la expectativa es que el público tarde bastante en regresar a las tribunas. Hay quien cree que no se permitirán concentraciones populosas en varios meses, pero esto es imposible preverlo hoy. Mientras las carreras se celebren a puerta cerrada los hipódromos tendrán unos ingresos sensiblemente inferiores a los habituales (por ausencia de venta de entradas, restauración, patrocinadores, publicidad, apuestas…), de modo que con toda seguridad la actividad, históricamente deficitaria, requerirá un replanteamiento total y excepcional del modelo para tratar de mitigar en la medida de lo posible las pérdidas económicas. Es previsible que las jornadas sean de cinco carreras, para cumplir con LAE, y por desgracia no es descabellado pensar que se propongan recortes en las dotaciones económicas de los premios. Sin embargo, esto produciría un desajuste complicado: la eventual rebaja de los premios más el daño producido por esta crisis en el bolsillo de muchos propietarios puede incidir en un descenso del número de caballos en entrenamiento, y en tales circunstancias y con tal concentración de carreras (dos jornadas por semana todo el año), ¿habría caballos suficientes para abordar este plan satisfactoriamente?

5. Hipódromo de La Zarzuela. En el caso del hipódromo madrileño, no cabe ninguna duda de que va a dar carreras tan pronto como sea posible, del mismo modo que en este parón está haciendo todo lo que está en su mano por los caballos estabulados en su centro de entrenamiento, sus propietarios y los profesionales. El máximo accionista (SEPI) tendrá la última palabra, claro, sobre la reanudación de la competición y sobre el modelo a seguir para ello, sopesando las mayores pérdidas que se van a producir. En este momento es una incógnita total si podrán celebrarse jornadas nocturnas en julio con público. ¿Tiene sentido hacer jornadas por la noche sin público? El problema es que en esas fechas las altas temperaturas solo admiten la alternativa de correr muy temprano, por la mañana. Habrá que tomar una decisión. Y por otro lado, ¿cabe la posibilidad de que la Comunidad de Madrid conceda  un permiso excepcional para que HZ pueda abrir su plataforma de apuestas por internet a toda la comunidad madrileña para que podamos apostar desde nuestras casas, siempre dentro de la región, y así garantizar unos ingresos al hipódromo? Sería un escenario muy interesante…

El hipódromo donostiarra, en una panorámica de cortacabeza.wordpress.com

6. San Sebastián. Tendría que empezar su temporada el miércoles 3 de junio con PMU, por lo que esto encajaría en el plan general inicialmente expuesto. El descenso seguro de los ingresos al tener que organizar carreras a puerta cerrada y el problema generalizado de los patrocinadores serán circunstancias que también obligarán a Hipodromoa a replantear el modelo de las carreras y el gasto.

7. Dos Hermanas. Es un misterio. Como se sabe, la actual empresa gestora del hipódromo aún no ha pagado el 75 % de los premios de enero y febrero a los propietarios, ni los importes correspondientes a la regulación (por canon y por servicios prestados por jornada), que es otro problema a solventar porque si no se corrige esto en algunas semanas podría condicionar la continuidad de la actividad normal del JCE, que no es asunto menor. Según las fuentes consultadas, se está trabajando en un traspaso de la propiedad de la empresa que gestiona el hipódromo y se asegura incluso que ya hay un principio de acuerdo para que se haga cargo de la concesión un nuevo socio inversor (algo milagroso en las circunstancias actuales), pero es muy difícil saber en este momento hasta qué punto se podrá contar con el recinto nazareno para este plan, salvo que el Ayuntamiento local, como ha hecho en otras ocasiones, se preste para la cobertura.

8. Sanlúcar de Barrameda. Por desgracia, según ha podido saber Grupo 1, la Real Sociedad de Carreras de Caballos de Sanlúcar de Barrameda tiene prácticamente decidido no organizar la temporada de su 175 aniversario. Es el momento de empezar a cerrar acuerdos comerciales para poder tenerlo todo a punto en agosto y a estas alturas del año los patrocinadores ni están ni se les espera. Ahora mismo no puede saberse si se permitirán en agosto las aglomeraciones de público y Sanlúcar no tiene posibilidad de hacer carreras a puerta cerrada. No se descarta organizar alguna jornada más adelante, por ejemplo en septiembre, pero esto por el momento no se puede programar.

La RSCCSB tiene casi decidido renunciar a su temporada de agosto este año.
Foto: http://www.carrerassanlucar.es/

9. Pineda. En el calendario inicial no tiene previsto acoger más jornadas en el año, pero ahora el club hispalense podría hacerse cargo de alguna o algunas más si las fechas son propicias (por lo menos en días festivos en Sevilla).

10. En Francia. Al otro lado de los Pirineos se trabaja para reiniciar la competición cuanto antes. Se pretende comenzar a principios de mayo con carreras “provinciales”, es decir, para los caballos estabulados en la zona del hipódromo en cuestión, y en este caso se ha barajado la opción de que quizá se pueda permitir la participación de los caballos de fuera del país (léase España) a las tres o las cuatro semanas. Bien es verdad que la crisis sanitaria en Francia lleva unos diez días de retraso respecto a su desarrollo en España y esto añade un punto de incertidumbre a la planificación de las carreras. De hecho, los presidentes de France Galop, Edouard de Rothschild, y la Sociedad de Trote, Jean-Pierre Barchon, se han reunido con los ministros de Agricultura y de Hacienda y han declarado que aunque hay un compromiso de ayuda del Gobierno, no hay decisión tomada y se barajan dos posibilidades, según dijo Barjon a Jour de Galop: la pesimista es que las carreras no puedan recuperar su funcionamiento regular al cien por cien hasta dentro de un año; la optimista es que la actividad pueda reiniciarse a lo largo de mayo, como se ha sugerido, y que las carreras estén funcionando con normalidad, como antes de esta crisis, en cuatro o cinco meses, fijando el objetivo de septiembre.

11. ¿Ventaja competitiva? Si las carreras pueden retomarse en España sobre la fecha antes citada, 31 de mayo, es posible que nuestras jornadas interesen más que nunca a todos los operadores de apuestas, ya que apenas hay alternativas de juego y seguramente las jornadas en otros países serán pocas, de modo que quizá el contrato con SIS podría generar ingresos. Las pruebas de actividad realizadas online y en formato virtual han resultado un éxito. Por ejemplo, el Grand National virtual organizado tras la suspensión de la gran cita de Aintree generó un beneficio neto en apuestas de 2,5 millones de libras que los bookmakers donaron a los servicios sanitarios británicos, y la subasta de yearlings de la casa australiana Inglis, realizada online, recibió 150.000 conexiones al poco de su comienzo y registró unos resultados excelentes. Quizá haya soluciones en el mundo digital. Nunca se sabe…

Este sitio web utiliza cookies. Más información.

ACEPTAR